Queens of the stone age es una de las bandas favoritas en la casa de rockalternativo.cl, su carácter crudo pero innovador posiciona a la banda de Josh Homme y compañía en el podio del nuevo rock clásico. Es por eso que tras el lanzamiento de Villans, su última placa discográfica, hemos querido recopilar algunos apuntes de lo que encontramos en esta nueva etapa de la banda de Palm Desert, California.

Varias cosas ya se habían adelantado en diversas entrevistas que la banda ha dado durante estas semanas de promoción, una de ellas es el hecho de que este disco no contara con grandes cameos como ha sucedido anteriormente, sin embargo en esta ocasión la banda contó con la presencia de Mark Ronson como productor, lugar que Homme cedió al británico con la intención de transformar la propuesta sonora de la banda en este disco, esto a partir de la colaboración entre Homme, Ronson y Kevin Parker en la producción de “Perfect illusion” (2016) de Lady Gaga, momento en el que se afiatan confianzas.

Por otra parte la banda que hoy en día es compuesta por Jon Theodore en batería, Michael Shuman en bajo/coros y los multi instrumentistas Troy Van Leeuwen y Dean Fertita en guitarras, teclados, voces y slide, se enfrentarían a la tarea de reconstruir musical y conceptualmente una banda con mas de 20 años de trayectoria y que cuenta con una amplia familia de bandas hermanas y proyectos paralelos de sus integrantes.

Algunos antecedentes para entender el momento por el cual qotsa esta pasando van desde el trabajo realizado en “…Like Clockwork” (2013), un disco más existencialista y personal en el cual Homme deja entrever un mundo interior maduro y complejo, a esto se le suma su colaboración en Post Pop Depression (2016), álbum en el cual pudo compartir el proceso creativo con uno de sus máximos referentes, Iggy Pop, en este proyecto también contaron con la participación de Dean Fertita en guitarra y teclados y Troy Van Leeuwen como invitado en la gira.

Nos podemos referir también a dos hechos personales que marcaron la agenda de Homme y sus cercanos durante los últimos años, tras los ataques terroristas en París y especialmente en Le Bataclan durante la presentación de Eagles of Death Metal, banda hermana de Queens y liderada por Jessie Hughes, un gran amigo de Homme desde la infancia. Este hecho pondría en alerta al mundo entero y sin duda marco fuertemente el circulo personal de la banda, la cual también funciona como un núcleo personal de resguardo y contención, recomendamos revisar el el documental “Eagles of Death Metal: Nos Amis (Our Friends)” estrenado durante este año por HBO y disponible en Netflix.

Por otra parte y casi simultáneamente la paternidad de Homme lleno de nuevas energías al músico, el cual en distintas ocasiones ha mencionado como su vida a tomado un giro al tener que reorganizar sus horarios, comentando por ejemplo que para poder sobrellevar las mañanas ha optado por escuchar a Dean Martin (el cual sonó antes de su presentación secreta en Reeding+Leeds durante el día de hoy) entre varias otros referentes de las Big Bands clásicas, música con clase que en parte ha influenciado un interés por hacer canciones “para bailar y pecar” como escuchamos en el adelanto “The way we use to do”.

Villains da con el puño en la mesa con “Feet don’t fail me” una intro instrumental que funciona como transición entre “…like clockwork” pero rápidamente impone un beat cargado de potencia adelantándose al grueso del disco, le sigue “The way we use to do” primer single del álbum, un rockandroll con tienes foxtrot y apuntando directamente a la hegemonía de las guitarras fuertemente influenciadas por el sonido de Echopark Guitars, pequeña fabrica de instrumentos y amplificadores que ha colaborado con QOTSA durante los últimos años.

Head like a haunted house” mantiene el tempo arriba y demuestra la capacidad creativa de la banda para sobrealimentar la composición con riffs veloces y tonos melódicos. “The evil has landed” por otro lado presenta un esquema amplio, con diversos cambios y un final remitente de la época de “era vulgaris” (2007).

Independiente de todo lo que se puede decir al respecto, Villans aterriza en la escena mundial para hacer temblar las bases del rockandroll, presentando uno de los discos más herméticos de la banda. A partir de ahora ponemos nuestras fichas en un posible regreso de la banda a los escenarios latino americanos durante la gira que ya ha llevado a la banda a diversos lugares del globo como -Australia, Japón e Inglaterra.