Articulos

Van Gogh Alive: “Vicente Vive!”

Uno de estos fines de semana, y gracias a que una amiga llamada Luigina se acordó de mí, pude asistir junto a mi hermana a la exposición “Van Gogh: Alive”. Después de un rally de carácter satánico logramos llegar a Espacio Riesco (qué lugar más tontamente alejado de la civilización) y nos adentramos en el universo de este artista. Extrañé algún letrero que dijera: “Entre bajo su responsabilidad y deje en el tapete un poco del optimismo que trae”.

Lo del letrero no es un pensamiento gratuito, sino una meditación que se apoderó de mí desde que creo que para enfrentarnos a algún arte, no importando de qué tipo sea, debemos dejar parte de nosotros atrás con el fin de comprender lo que se nos quiere mostrar. Hay otras ocasiones en que debemos exaltar fragmentos importantes de nuestro “yo” y “ello” con el fin de hacer nuestro lo que observamos o escuchamos.

En el caso de Van Gogh, hay que dejar de lado ese optimismo exacerbado que los malos tiempos no hacen más que reforzar. De esta manera lograremos mirar entre las capas de este atormentado personaje. De este hombre que lidió con la locura y la muerte, pero eso no impidiéndolo de crear las citas más lúcidas que he escuchado y las pinturas más bellas que he visto. Porque mirar la obra del neerlandés es danzar con la tristeza, mientras la muerte mira con envidia desde el otro lado del salón, esperando el momento preciso para atacar.

Volviendo a la muestra, lo malo de ir a éstas es absorber toda la porquería que habla la gente que cree ser adentrada en el quehacer artístico (oigan pobres diablos, nadie quiere escucharlos), al igual que los siete cabros chicos de la mina opus dei que va a “pasear” con ellos y deja que corran por todos lados pensando que están en Mampato. Mención aparte merecen los tip@s que aprovechaban las proyecciones para sacar fotos para el Facebook ¿qué hubiera dicho Vincent? Por algo no pintaba a personajes feos en sus obras ¿así que para qué insistir en aparecer en ellas?

Bueno, hechos los descargos correspondientes, me voy a lo que fue el despliegue audiovisual de la exposición. Todo sucedió en una sala muy grande más bien redondeada y con anchos pilares. Las obras de Van Gogh fueron expuestas en base a un orden anímico y musicalizadas con las piezas que mejor reflejaban el tiempo emocional que el artista vivía. Esto, siempre acompañado de citas que, en ciertas ocasiones, lograron arrancarme más de una lágrima.

Así vimos el tiempo que vivió en París y Amberes, Arles y su confinamiento en Saint Rémy. Fuimos cayendo en ese torbellino con olor a pintura, en donde la locura y las alucinaciones comenzaron a hacer mella en Vincent, algunos, incluso, sentimos sangrar nuestra cara cuando nos enfrentamos a su autoretrato con la oreja cercenada.

Mención aparte merece la proyección de las famosas cartas a su hermano Theo. Todo se transformó en un caleidoscopio que se armaba con las mismas luces y sombras que componen la vida misma. Ese eterno movimiento entre el amanecer, el atardecer y el anochecer de una vida se silenciaron con el ruido de un arma, toqué mi pecho pensando que el tiro lo había recibido yo. Sin embargo sólo sentí el vacío de un abismo y el descanso de un viaje vertiginoso, nunca pensé que Vincent haya estado muerto, ese ruido de bala me hizo pensar que estaba más vivo que nunca.
Después de todo, como le dijo a Theo antes de morir, y como los Manic Street Preachers lo parafrasearon en un tema de “Gold Against the soul”: “La tristesse durera”.

Comments

2 Comments
  1. Alejandro Alvaro Villé Soto 6 años ago
    Reply

    Excelente artículo. Y si, se agradecería que estas exposiciones fuesen en un radio más céntrico.

    • Gisselle Marchant 6 años ago

      Alejandro: yo también agradecería que fueran en lugares más cercanos a la “sifilización”, pero creo que los organizadores piensan que hacer este tipo de muestras en instalaciones más centrales es sinónimo de “bajarles el pelo”..

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

You may also like