Lollapalooza

Rumbo a Lollapalooza 2014: Arcade Fire

Ad-portas de una nueva versión de Lollapalooza 2014,  hemos dejado para el cierre de este especial a una banda cabecera, que será la encargada de dar vida al día domingo (Lo siento por los fans de otras bandas) y que por primera vez, pisa suelo criollo.

Con ustedes, la revolución de la música de los 00’s: ARCADE FIRE (le saco el “The”, porque los hace sonar un tanto”genérico”, palabra que no existe en el diccionario ArcadeFire)

Hablar de Arcade Fire es sinónimo de experimentación, ingenio, muerte, biblia, suburbios y reflectores. Cada entrega, un nuevo desafío, una nueva musicalización, una nueva forma de ver el “ArcadeFirerístico” (?) mundo que los rodea. Podría hablarles horas y horas, pero trataré de ser muy breve (bueno, no tanto) y siguiendo la dinámica de New Order, voy a ordenar los hitos más importantes de la banda que ya pasó a la historia de los laureles musicales.

Podríamos partir desde 2001 con el Ep que lanzaron, pero eso es de muy fanático, así que paso (la idea es que no se demuestre que es una de mis bandas cabeceras y es parte del show en vivo que debo ver en vivo antes de morir…me falta Mew solamente. #ANadieLeImporta )

De la primera entrega masiva llamada “Funeral”, TODO fue perfecto. Desde “Tunnels” hasta “In The Backseat”, por ende, cualquier canción de ese disco sombrío que fue grabado en un entorno de muerte (muchos familiares y amigos de los integrantes murieron mientras ellos armaban el disco), es un hito. Destacaré algunos, los mejores entre los mejores.

“Tunnels” y “Spread the ashes of the color over this heart of mine uuuuhhhhhhh” es sin duda, la mejor forma para abrir un disco. Una canción potente que te llena de emoción, de principio a fin, sin peros, sin anestesia. Llega como un trueno y no te abandona.

“Rebellion (Lies)”. “Everytime you’re close you eyes (LIES!, LIES!)”. La conjunción de varios elementos en una canción explosiva y llena de crítica, una canción que destaca por sí sola, con un brillo único y que en vivo, es la octava maravilla del mundo moderno.

Y no puedo dejar de mencionar el himno que, hasta el día de hoy, emociona hasta al corazón más duro. Sí, señoras, señores, children…WAKE UP!!!!!!. Aquí cito al único, grande y nuestro…El padre, el inventor de todo: David Bowie.

Es bien sabido que, David Bowie, tiene un gusto por algunas bandas en particular, y cuando es mucho su amor, toca con ellos en vivo, dándole su “Bendición”. Fue el caso de N.I.N. con “Hurts”, Placebo con “Without you I’m nothing” y obvio, Arcade Fire con “Wake Up” en la presentación de “Fashion Rocks 2005”. Esa presentación, cambia TODA la canción, sólo con el componente Bowie. Por eso, por aquello y solamente porque es Wake Up, merece todo el respeto del mundo mundial.

Ahora, vamos a los tres hitos más importantes en la segunda entrega de la banda, pero antes, hay que dejar en claro una cosa: La Iglesia en el segundo LP de la banda, “Neon Biblie”, es como La Muerte a “Funeral”. Frente a esto, podemos desglosar fácilmente que el disco viene cargado a crítica y al sonido Cristiano/Católico/Apostólico/Romano/EvaYAngélica.

Voy a destacar, como primer hito, una canción que demoré años en comprender su sentido: “Intervention”. Si bien pasa tranquilo como un track más, hay algo que tiene esta musicalización que te atrapa, pero no te permite ver más allá, HASTA que, HASTA que, llegamos al siguiente párrafo:

“Been working for the church
While your life falls apart
Singing hallelujah with the fear in your heart
Every spark of friendship and love
Will die without a home
Hear the soldier groan, “We’ll go at it alone”.

Si usted alguna vez perteneció a legiones de jóvenes de acciones sociales patrocinadas por la Apostólica, sabrá a lo que me refiero (I mean, tiene mucho sentido cuando ves que tu vida gira en torno de una Fé que, lamentablemente, no te alimenta.)

“Between the click of the light and the start of the dreams”, dicen a dúo Win y Régine en “No Cars Go”, dándonos una de las canciones más esperanzadoras de esta voluble Biblia. ¿Y por qué esperanzadora? Porque hay veces que tan sólo una frase y una musicalización adecuada, pueden lograr esos maravillosos efectos. Canción Obligada para cualquier iniciado en la religión ArcadeFirerística (?).

“Stop now before its too late. Been eating in the ghetto on a one hundred dollar plate. Nothing last forever that’s the way it’s got to be. There’s a great black wave in the middle of the sea”. No podía no dejar de destacar esta pieza musical entre “Intervention” y “Ocean of Noise”: “Black Waves/Bad Vibrations”. Esta canción, al estar en la mitad del disco, logra el equilibrio que, envuelve a todo el álbum en uno solo. Tal como lo fueron todas las canciones en “Funeral”, acá, cada canción tiene un propósito y un fin. Nada sobra, nada falta. Otra vez Arcade Fire nos logró sonprender y transportar a un mundo totalmente diferente al que nos había presentado.

Pero no todo termina acá. Después de un viaje por la muerte y una biblia, nos vamos con pasajes en primera clase a los Suburbios. “The Suburbs”, tercera entrega de la banda, no sólo llegó con una confirmación de grandeza, sino que trajo consigo todo el éxito comercial que, sus antiguos antecesores, no había logrado. Es más, hasta los llevaron a ganar un Grammy Award (Toma nota, Bono, no se volvieron locos después de aquello.) ¿Vamos con nuestros hitos?

“Now, I’m ready to start!” nos grita en la cara Win con uno de las canciones más importantes del Suburbio: “Ready To Start”. Primero, fue el sonido que se desprende de este track. La combinación perfecta y elevada al cubo de las lecciones aprendidas de sus anteriores discos, pero pulida a la perfección. Pulida por un obrero del suburbio en el que se inspiraron. Una canción obligatoria, otrora estandarte de lucha en este mundo creador por Arcade.

Ok, quizás es algo underrated, pero si hay algo por lo que todos hemos pasado en la vida, ha sido el crecer en un lugar que, mientras más creces, más conoces y vas observando la tenue transición entre lo oscuro y la luz, las personas que se fueron y los que están con nosotros. “Half Light I” nos habla acerca de eso, y claro, con ese tinte melancólico que ayuda a canalizar toda esa sensación, la especial sensación de estar creciendo.

Y elegir un tercer hito de este disco es tan complicado como buscar lo perfecto, dentro de lo perfecto (Arcade Fire es una de las pocas bandas que no tienen puntos bajos a lo largo de sus propuestas de larga duración, Ojo con eso.) Pero sumando y restando, multiplicando y dividiendo, elevando la x a la cuadrada del vértice del cubo y todo multiplicado por 1, me quedo con el mid-tempo-bailable-hermoso- “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)”. Régine y sus registros tiernos y rebeldes, cariñosos y contestatarios a la vez, la que a lo largo de la discografía de Arcade Fire, sabe destacarse sin la necesita de opacar a sus colegas. Ella misma es la que da vida a uno de los singles más potentes en cuanto a lírica y sonidos se desprenden de éste.

Bueno…después de un recorrido muy bonito y hermoso por estas tierras indomables, cariñosas y contestatarias… wait, ¿Qué es esto?… ¿Un Reflector?… ¿Ultratumba?, ¿Aquí viene la noche?¿Seré yo señor, o no estoy “en onda”?¿Qué qué quéeee? . Muchas preguntas sin responder son el primer peldaño en “Reflektor”, su nueva aventura musical, ¡Y vaya que aventura!

A diferencia de los otros discos, la belleza de “Reflektor” la podemos reflectar, valga la redundancia, en un solo track que sintetiza todo el sentido, sonido,  armonía, el mundo y el nuevo camino que, Arcade Fire, está explorando:

“And after this
Can it last another night?
After all the bad advice
That had nothing at all to do with life
I’ve got to know
Can we work it out?
If we scream and shout till we work it out?”

“Afterlife”, segundo single del disco doble (homenaje a Sandinista!) nos presenta una nueva banda que, alejada a sus antecesores entregas, se dedica a explorar por nuevas capas que dejan de lado el sonido “ArcadeFire” pasando a uno más, como decirlo…“ArcadePartyOnFire”. Percusiones que mueven tus pies sin problemas, te permite caminar sin entender nada de lo que está pasando en este pequeño mundo, te lleva y te invita a gritar y chillar para arreglar algo, algo que está bajo algún parámetro que, a simple vista, no somos capaces de apreciar tan fácilmente. Arcade Fire nuevamente lo hace, entregando un disco completamente fuera de sus cimientos, pero sin dejar de sonar “ellos”. ¿Cómo lo logran? No sé…y les advierto que, las respuestas no están en “Reflektor”, sino que están en la poesía innata que desde el inicio, han ejecutado de la forma más precisa que se pueda conocer en nuestros tiempos modernos.

¿Setlist?. No, disfruten del show. Arcade Puede darse el lujo de cambiar a cada rato las canciones, No altera la calidad del producto.

¿Algo que decir del show que veremos?
Sí, sólo ésto:

¡Además!, Recuerde estimado Lector@ qu,e pueden adquirir sus entradas a través del sistema PuntoTicket, Puntos de ventas Adheridos y en http://www.puntoticket.com/. Y no se pierda por ningún motivo la nueva versión de Lollapalooza.

Y como dijo una profesora mía hacen muchos años atrás: ESTO es historia!. Hasta pronto

 

You may also like