En vivo

Queens Of the Stone Age en Chile: Que los pies no nos fallen

Ansiada pero no demasiado larga fue la espera para tener a la banda de Palm Desert nuevamente en nuestro país tras el lanzamiento de “Villans” el año 2017, y es que Queens of The Stone Age es sin duda una de las bandas favoritas de la casa de Rockalternativo.cl, por lo mismo nos tomamos una semana para recapitular lo que fue una de las presentaciones más completas y crudas que la banda ha realizado en nuestro país desde el año 2010 cuando se presentaron por primera vez en suelo Santiaguino.

Pasadas las 8 pm el ambiente se mantenia distendido pero lleno de expectación mientras los distintos sectores del Movistar Arena comenzaban lentamente a llenarse, sin embargo para la fiel fanaticada el show de soporte de Alain Johannes es un simplemente imperdible y lo hicieron notar desde el primer acorde. Puntuales subieron al escenario los músicos Felo y Cote Foncea quienes junto al mismísimo conforman Alain Johannes trio, un nuevo aire para la carrera del músico que en su país natal ha encontrado un nicho desde donde proyectarse hacia el futuro, retomando su trabajo en Eleven y la fructífera carrera musical que ha desarrollado en las últimas tres décadas, con esta formación Alain parece estar más vigente que nunca. El publico acompañó con entusiasmo el acotado set list que incluyó títulos como “Endless Eyes“, el clásico “Reach Out” fue coreado energéticamente elevando el ánimo dentro de una selección de canciones de Eleven que desembocaron en “Making a Cross” de Desert Session con lo cual daría el paso a los dueños de la fiesta.

28167430_10156268744172427_3646035924286548524_n

Antes de que el reloj marcara las 9.30 la ansiedad se sentía en el aire, la adrenalina tras la presentación de Alain Johannes Trío estaba en alto, sin embargo el sonido de “Walk the Night” de los Skatt Brothers nos anunciaba el aterrizaje de los villanos, fue al ritmo upbeat de la música con el que la banda entró en escena para armarse de sus guitarras mientras se escuchaba la ovación del publico que pronto fue interrumpida por el peculiar arpegio octavado de la guitarra de Troy Van Leeuwen en la intro de “If I Had a Tail” una de las pistas destacadas de “…Like Clockwork” (2013) seguido de “Head Like a Haunted House” de “Villains” (2017) y “Monster in the Parasol” de “Rated R” para rematar con ya clásico “My God Is the Sun“, en esta primera sección la banda demostraría la capacidad de re-contextualizar distintos momentos de su discografía entregando la misma vibración y potencia.

La energía se mantenía en alto y no hubo momento para descansar cuando la tonalidad de las guitarras bajo del estándar Mi a Re con “Feet don’t Fail Me” y “The Way You Used to Do” siendo la primera vez que la banda interpretaba cortes de su último título discográfico en nuestro país, el publico se entregó coreando y bailando como la música invitaba a que lo hicieran, con la misma velocidad del tempo musical la hora pasaba rápidamente y de pronto la tonalidad volvía a bajar esta vez a Do, sorprendiendo a la fanaticada con la potente intro de “No One Knows” sin duda uno de los hits de mayor impacto de la banda, donde incluso algunos de los seniles asistentes saltaron de sus asientos para disfrutar una de las interpretaciones más memorables del clásico en nuestro país, la cual incluyo un fantástico solo de batería donde Jon Theodore puso orden en la sala dejando a más de uno boquiabierto.

28277085_10156268744117427_556793437605697911_n

En esta ocasión vimos a un Josh Homme empático y compenetrado con el público nacional, claramente dejando de lado la actitud de rockstar lo que posiblemente refleje un intento por superar el irresponsable actuar que tuvo hace un par de meses donde violentamente golpeo piezas de iluminación en el escenario los cuales alcanzaron a personal de seguridad y gravemente lastimar a la fotógrafa Chelsea Lauren en la cara tras patear la cámara de la profesional, este acontecimiento llevó al frontman a recibir fuertes críticas a las cuales remitió con humildad y entregando sus sinceras disculpas. Tras esto pudimos ver en esta presentación un cambio de actitud, con un Homme dejando de lado los aires de superioridad que han arruinado a tantos artistas en la historia del Rock and Roll, entremedio del set se tomó el tiempo de celebrar la preocupación del público en las primeras filas por cuidar a las mujeres asistentes, todo esto hablado en un español muy pulido (algo que al parecer gusta mucho al público nacional) junto con esto se tomó el tiempo de comentar lo mucho que nuestro país les remonta un lugar familiar, algo que también pudimos apreciar en sus redes sociales los días posteriores donde la banda recorrió Valparaíso con la compañia de nuestro embajador Alain quien también compartió con la banda en el escenario.

El set listo continuaba contundente y tras el elegante movimiento de “I Sat By the Ocean” Homme invito a Johannes a subir nuevamente con su guitarra en el hombro para compartir la interpretación de “Hanging Tree” donde ambos colaboraron en la composición durante “Songs For the Deaf” (2002), tema que también se hace presente en las presentaciones de Alain Johannes Trio y que esta vez nos remontó a una de las épocas más potentes de la banda. “Pobrecito el perrito, pobrecito el gatito” bromeo Josh al presentar “Domesticated Animals” para continuar el show con un momento mas intimo con “Make it Wit Chu“, “Smooth Sailing” y “I Appear Missing” cerrando con una emotiva interpretación de “Villains of Circumstance“.

A estas alturas la banda ya nos había transportado por un recorrido de energía y emociones que no podía aún terminar y en el preciso momento para volver a despertar del trance la banda nos abofetea con “Little Sister” una de las placas incluidas “Lullabies to Paralyze” (2005) cuya energía y velocidad daría pie para continuar con “Go With the Flow” donde la banda supera los 160 bpm de la versión del álbum para entregarse por completo en la rudeza de una pieza que con tan solo tres acordes configura un clásico moderno en la historia del Rock, que incluso el abrupto corte de sonido no logro opacar.

27750088_10156268744107427_2646380669124384096_n

Tras este primer desenlace la banda se retira brevemente del escenario mientras el público estoico no se movió ni un centímetro, ovacionando a la banda que pronto se incorporó para re-dosificar a los asistentes de adrenalina, sin embargo y ante un público sorprendido, Josh comentó que no sabia como resultaría este bis ya que Jon Theodore se habría lesionado una mano con la potencia del último tema, sin embargo la banda se lanzó por completo con “Regular John” una sorpresa para la fanaticada que tuvo el lujo de escuchar el primer track del disco debut de la banda que se titula simplemente “Queens of the Stone Age” álbum que este año cumple 20 años desde su lanzamiento y para no ser menos la banda cerraría la jornada con “A Song for the Dead” donde simplemente explotan en la sinergia que resume todo lo que la banda es en estética, estilo y pasión. Aunque para muchos aún quedaba mucho por escuchar, sobretodo cortes de Era Vulgaris que perfectamente podrían haber estado presentes en el set, este final era sin duda la mejor forma de cerrar el Show.

A modo de conclusión podemos referirnos a los tres temas que quedaron fuera del bis “…Like Clockwork“, “Broken Box” y “Un-reborn Again” aparecen en el set list de la banda pero finalmente no fueron parte del show, para algunos la razón fue la lesión de Theodore quien comprensiblemente debe cuidar su salud física tomando en cuenta las fechas que aún quedan en la gira de latinoamérica, para otros la razón pudo haber sido la duración del show agendado cuyo recinto estrictamente exige respetar e incluso algunos aluden al corte en el sonido durante “Go With the Flow”, sin embargo debemos reconocer que la presentación del pasado 21 de febrero será atesorada por la fanaticada nacional y de aquellos asistentes que viajaron de distintos lados de Sudamérica para ver a la banda, tanto por la increíble calidad de la interpretación como por la calidez de la relación entre el publico y la banda. La presentación sólo recibió algunas críticas respecto a la saturación del sonido que algunos asistentes percibieron, algo que claramente no provenía de la mezcla de la banda en el escenario más bien se produjo el front of house mix donde la potencia y el amplio rango de frecuencias de la banda produjo demasiado rebote sonoro para un espacio como el de Movistar Arena, sin embargo todo dentro de un rango tolerable y que por supuesto no pudo opacar el show.

Queens of the Stone age nos deleito con un recorrido por su historia, nos hizo bailar y emocionarnos con música de autor, donde la composición, el sonido y la interpretación se conjugan artísticamente para afrontar con seguridad una época donde el rock es cada vez menos presente en la industria masiva, sin embargo shows como este nos hacen tener fe en que el rock and roll nunca morirá y por ello “que los pies nunca nos fallen”.

Fotos por Carlos Müller – Lotus Producciones

set

You may also like