Discos de Cabece#RA!

Placebo – Without You I’m Nothing (1998)

Ok, no es fácil para mí hablar acerca de uno de los discos más impactantes que he escuchado y que, hasta el día de hoy, no logro comprender del todo (“Enano Maldito”, como le dice de cariño una amiga), pero creo que la belleza de ese álbum es ese mismo detalle, el no lograr comprenderlo del todo.

La inspiración no vino sola, ya que no iba a enfocar uno de mis discos favoritos sólo en lo musical, sino que tenía que ver el trasfondo de todo. Este es el sexto intento de reseña que hago, hasta que mi estimada @betarraga, mi corista, mi perrito-zorrón-papá-shantayyoustay, la persona que vivió en carne propia los tiempos del Brayam (de aquí en adelante, será solamente “Brayam”, de cariño.) llegó a mi camino y lo iluminó.

Más que dar una mirada musical a este disco, voy a dejar volar mi mente para que entre dentro del disco y exprese todo lo que hay dentro de él. Les aviso, no será bonito, pero dará buenos resultados:

[“Pure Morning” aparece como una salvadora en estos momentos, cuando me doy cuenta que, más que tener un amigo con raspe, quiero que este amigo esté conmigo por siempre y me apoye cuando mi día esté, por lo bajo, malo. Prefiero dejar todo tal cual como está, pero estoy viendo que “You don’t care about us” no me ayuda mucho. Claro, siempre pendiente de ti, siempre pensando en lo mejor ¿Para qué no te importe? Tu edad, MI rabia, cabro ******. Y Gracias, nuevamente, porque el que no te importe nada de nosotros, no podré tener una respuesta de nada, y “Ask For Answers” está ahí, para que el mar haga lo suyo.

¿Y qué gano con todo esto? Nada, porque soy un impuro, un libertino que aguanto toda la descarga de tu cólera. Mientras escucho lo tuyo, siento que pierdo el poder de hablar pero, lo peor es que no has visto lo solo que estoy y no quiero parecer majadero, pero entre nos tienes que saber (no, mejor no, sólo entre tú y yo, lector…que de aquí no salga) que Sin ti, No soy nada…

Y bueno…ha pasado un buen tiempo desde que nos sinceramos y hubiese mentido para no perder tu rostro, pero si tenía que romper algo para arreglar todo esto…lo iba a hacer. Todo está perdido, no hay pegamento, no hay bolsas de trucos. Me hubiese gustado que estuvieses a mi lado cuando fui a una fiesta en un conocido Hotel cinco estrellas. Mucha elegancia que, hubiese pagado para que vieras. Intento reponer todo este desorden mental que dejó el adiós. Túmbame para arrastrarme.

Dentro de todo lo malo, sigue aquí en mi cabeza, pero hay que reconocer que hay otras personas que me llaman la atención, y dada las circunstancias “Every You, Every Me” se convirtió en una especie de Biblia Moderna: Estoy roto, tú estás gastado, Soy mentiroso, soy cruel. El amor siempre lo encuentro, lo hiero y lo dejo. No es ser malo, es no tener esperanzas en nada. Y rabia, mucha rabia.

Hay veces en que la vida, no es lo que uno piensa. Muchas veces nuestro “valuable friend”, nos acompaña por un camino que sabemos, nos llevará a dejar el mundo terrenal, pero, ¿Por qué tenías que ser tú?, tú, mi Dulce Príncipe. No estás, no existes. No hay esperanzas. Nunca pensé que ibas a joder mi cerebro, ni que esto iba a finalizar. No quiero nada, no quiero más…

No hay vuelco que dar a todo esto, no creo ni siento esto que los humanos llaman “vida”. Estoy cabreado de todo este embrollo. Quiero huir, correr lejos y dejar que todo muera para luego, desaparecer. Maldita juventud que he vivido. El verano se ha ido… ¿Qué me deja? ¿Tratar de cambiar y darme cuenta que no estoy solo? ¿Qué cambie mi “molde” antes que muera o me vuelva viejo? Bitch please… Vivo sin fé ni esperanza en nada…]

Usted se dirá ¿Qué-onda-esto? Yo le digo: Críticas especializadas en sonidos y musicalización, las hay desde 1998. Críticas desde el fondo del disco, desde el sentimiento más profundo de la banda, no hay. No hay que entender las razones de porque “Without you I’m Nothing” es el mejor disco de la banda, hay que entender la razón de por qué es un disco tan importante en muchos jóvenes que ven la vida desde un punto de vista muy diferente al que nos acostumbran los medios masivos y la sociedad. Si usted no es capaz de diferenciar ese pequeño detalle, es porque claramente, no está conectado con el Placebo Effect.

Placebo – Without You I’m Nothing (1998)

01 Pure Morning
02 Brick Shithouse
03 You Don’t Care About Us
04 Ask for Answers
05 Without You I’m Nothing
06 Allergic (To Thoughts of Mother Earth)
07 The Crawl
08 Every You Every Me
09 My Sweet Prince
10 Summer’s Gone
11 Scared of Girls
12 Burger Queen/Evil Dildo

You may also like