Discos de Cabece#RA!

The Smashing Pumpkins – Mellon Collie and The Infinite Sadness (1995)

Para escribir sobre este álbum es difícil saber por donde comenzar, primeramente debemos asumir que esta es una de las obras mas grandes y completas que se produjo en los noventas. Un álbum doble con 28 canciones, de  las cuales cada una habla por si sola, un disco en donde no existe ninguna canción regular ni mala.

En la cúspide de su carrera, Corgan y compañía lanzaron al mercado en el año 1995 ” Mellon Collie and The Infinite Sadness“, nombrados por la prensa como los nuevos Nirvana. Este álbum estaba predestinado al éxito, Corgan trabajo cuidadosamente en cada detalle, autoproclamandolo el “The Wall” de la generación X.

La banda agrego nuevos sonidos en esta tercera entrega, y un trabajo no tan individual por parte de Corgan, si no que en equipo entre los cuatro integrantes y los co productores Flood y Alan Moulder. Todas las canciones fueron escritas por Billy Corgan, excepto “Take Me Down”, escrita por James Iha, y “Farewell and Goodnight”, escrita por Billy y James.

El álbum en formato CD se divide en dos partes Dawn to Dusk y Twilight to Starlight. La edición en cassette del álbum fue dividida de manera similar. La edición en disco de vinilo fue dividida en seis lados, titulados Dawn, Tea Time, Dusk, Twilight, Midnight y Starlight, e incluyó dos canciones adicionales (“Tonite Reprise” e “Infinite Sadness”), además de poseer una lista de canciones completamente diferente en cuanto a orden, respecto a las ediciones en disco compacto y cassette.

El disco debuto con el single “Bullet with Butterfly Wings“, aunque Corgan quería hacerlo con “Jellybelly”, pero finalmente se decidieron por Bullet por una cuestión comercial.

Dawn to Dusk
Abre los fuegos con la sensible y melancólica pieza de piano “Mellon Collie and The Infinite Sadness” para luego dar paso a la apoteosica “Tonight, Tonight“, una canción bastante rica en cambios y estructura, como no olvidar su presentación en los MTV Awards 1996, esta junto a su video es una de las canciones mas representativas del arte y del concepto del disco.

Jellybelly” y “Zero” dan el paso al sonido mas duro que se trabajo en esta entrega, con afinaciones en Do Sostenido (sonido “Grunge” según Corgan) para hacerlas sonar mas graves, al igual que todas las cuerdas del disco.

Bullet with Butterfly Wings” es un himno fácil de cantar, cargado de riffs asesinos y una de las canciones mas representativas de la Generacion X post Nirvana.

Bajamos la intensidad con “To Forgive“, una canción un poco mas experimental, para darle paso a “Fuck You (An Ode To No One)” y sacar toda la rabia características de los Smashing, especialmente en vivo.
Luego comienza un surfeo entre “Love“, “Cupid de Locke” y “Galapogos” para dar con “Muzzle” una de las canciones mas aclamadas no siendo single dentro del mainstream.

Dawn to dusk cierra con la extensa y bella “Porcelina of the Vast Oceans” y “Take me Down” cantada por el guitarrista James Iha, nos deja en un estado de marea baja y relajación muy al estilo Yo La Tengo.

Twilight to Starlight
Comienza con “Where Boys Fear to Tread” otro inicio perfecto para un disco, una canción ácida y eficaz muy típica del sonido grunge americano. Love is suicide dice y repite en reiteradas ocasiones el coro de “Bodies“, parte de las líricas de este disco que te taladran el cerebro (y por supuesto el corazón).

Mas melancolía nos entrega “Thirty-Three” una canción suave y delicada en formato mas acústico, al igual que “In the Arms of Sleep“.

1979 es 1979, la canción mas coreada y esperada en todos (absolutamente todos) los shows de The Smashing Pumpkins, el que nunca a bailado, cantado o saltado con esta canción no merece seguir leyendo esto.

Explotamos nuevamente con los riffs asesinos “Tales of a Scorched Earth” y “X.Y.U.” siendo esta ultima una de mis favoritas del disco, canciones con cambios bruscos, pesados y demoledores.

Thru the Eyes of Ruby“,”Stumbleine” y “We Only Come Out at Night” son tres piezas hermosas que dan paso a otras mas hermosas “Beautiful“, “Lily“,”By Starlight” y cerrar el ciclo con el beso de buenas noches “Farewell and Goodnight” que vendría siendo como el outro de la canción “Mellon Colie..” todos juntos cantando al mas estilo Beatles.

Un disco atrapante, cuando comienzas a escucharlo no puedes parar, lo puedes escuchar por partes o de corrido, cuando lo escuchaba en cassette era genial, era mucha música y un solo disco que envolvía tanto power, rabia y valga la redundancia melancolía.

You may also like