Bastante se ha hablado de los cambios que ha tenido Lollapalooza en los últimos seis años desde su llegada a nuestro país, sin duda gran parte de los prejuicios sobre el line up y los constantes cambios en la propuesta programática quedan en segundo plano cuando tenemos la oportunidad de vivenciar shows de gran calibre, independiente de la crítica apresurada nuestra mirada busca tomar distancia y entender el fenómeno reflexionando respecto a lo que pudimos apreciar, así este año podemos destacar un catálogo de bandas que ha expandido sus límites, entregando algo para cada quien y no centrándose en un estilo o grupo etario definido, vemos en esta decisión algo positivo, siendo este uno de los festivales de mayor importancia en nuestro país.

Creemos que la finalidad de este año fue experimentar en varios frentes, de partida vimos un mayor número de bandas nacionales en distintos escenarios y horarios dando más protagonismo al trabajo nacional, vimos también cómo se consagra un espacio para las generaciones más jóvenes con músicos que actualmente están marcando la pauta dentro de la industria, tuvimos espacio familiares y por supuesto rock and roll, porque al fin y al cabo estamos a la merced de una industria cultural cuya naturaleza apela a un constante cambio.

Podríamos vivir de la nostalgia o del despotismo, sin embargo nuestra lectura se dirige naturalmente hacia la conclusión de que Lollapalooza es un espacio de constante evolución, un lugar cuya finalidad es llevar música a todos y no solo mantenerse en la zona de confort, existen ya una gran variedad de festivales que proponen una curaduría mucho más acotada donde podemos ir a buscar lo particular (ya sea Sonar, Stgo Gets Louder, En Órbita, Etc) donde podemos exigir una línea temática a la cual regirse, sin embargo la pauta de este año en #LollaCL nos lleva a proyectarnos a cómo se constituirá el festival a futuro, por nuestra parte quedamos satisfechos ya que la dosis de rock alternativo estuvo presente y con artistas nuevos y consagrados que al igual que los años anteriores han dejando la vara en alto.

A partir de nuestro playlist de spotify nos dividimos y tratamos de cubrir en su totalidad los artistas recomendados por #RA!

Reviews por: Isabella Ceppi, Mariano Díaz y Carlos Fernández.
Fotos por: Mariano Díaz, Carlos Fernández y Lollapalooza Chile

SCHOOL OF ROCK
IMG_0022
El proyecto nacional inspirado en la película de Jack Black dio su prueba de fuego en la primera jornada del lollapalooza 2016. El espíritu adolescente se tomó el escenario del Kidzapalooza para interpretar grandes himnos del rock, tanto anglo como clásicos del cono sur, con una actitud envidiable y en un espacio privilegiado, un empujón que seguramente impulsará con fuerza a las generaciones actuales de músicos que vimos en el escenario. Los nuevos integrantes del rock nacional sacaron la cara sin importar la edad, sus tempranas carreras musicales nos recuerdan que el rock es un medio para enfrentar cualquier adversidad, romper cualquier prejuicio y que así, solo con actitud se conquista el mundo.

EAGLES OF DEATH METAL
IMG_0132
La llegada de EODM a suelo nacional prometía rock del bueno, y si, se cumplieron todas las expectativas que teníamos para la banda norteamericana. Su carácter energético, lúdico y potente remite inmediatamente a los años de gloria de esta extraña maravilla llamada rock, donde el entretenimiento era la finalidad para congregar a mujeres y hombres sin distinguir edad, raza u orientación sexual, donde lo único importante es bailar, sudar y disfrutar del beat y las guitarras sucias, de esta manera el debut de Eagles of Death Metal estuvo plagado de diversión, risas, baile y energía, con un Jesse “boots electric” Hughes dinámico y directo, conectado rápidamente con un público que reconoce de inmediato autenticidad del show que presencia. A pesar del corto tiempo que manejaban logramos conseguir todo lo que queríamos, movernos, saltar y disfrutar con “I only want you” o “Wannabe in LA”, hubo espacio para celebrar junto a Matt Mcjunkins, el cumpleañero de la jornada, emocionarnos con la versión de “Save a Prayer” original de Duran Duran y comprometernos, tanto nosotros como público como ellos, la banda, a que esta ocasión no sería un One night stand, que nos volveríamos a encontrar para disfrutar nuevamente del viejo y puro rockandroll.

ALBERT HAMMOND JR
IMG_0158
Tiempo suficiente ha pasado desde que conocimos a un tímido guitarrista escondido debajo de un afro y escudado por su única arma, la stratocaster color crema, que desde un costado del escenario lanzaba energéticos rasgueos y unos cuantos rasguños a las cuerdas con sus compañeros y amigos los Strokes, esta vez lo encontramos renovado, al centro del escenario a punto de enfrentarse a un público que se congrega para corear una nueva discografía, ahora no es solo su strat la que grita (y fuerte, se te fue el volumen pue’ alberto!) si no también fue su voz la que se abrió paso entre los asistentes para demostrar que tiene mucho aún por entregar, de esta manera su propio imperio se construye poco a poco sobre la base de un sonido personal, un estilo único y reconocible que lo hacen distinguirse sobre el escenario.

CANDLEBOX
Lollapalooza 2016 Parque O´Higgins, Santiago, Chile. Escenario: Acer Windows Banda: Candlebox (Claudio Reyes/Getty Images/Lotus Producciones)
El reencuentro con el espíritu del Lollapalooza de los noventas se llevo acabo en el escenario Acer. La insuperable voz de Kevin Martin se mantiene casi intacta después de 20 años, un show ciento por ciento rock que basó su repertorio en sus dos primeros álbumes asegurando una satisfacción total para los presentes. También se dieron el lujo (al igual que EODM unos minutos atrás) de homenajear a Duran Duran en la canción “Sweet Summertime” con una intro del clásico “Hungry Like The Wolf”, otro punto no menor es la presencia en la batería de Dave Krusen (fundador de Pearl Jam) lo que dio la chance de interpretar una de las joyas del Ten “Alive”. Far Behind cierra el show y Martin termina cantando junto al público en una presentación de una hora que dejó a todos los presentes con su nostalgia satisfecha.

TAME IMPALA
IMG_0266
Cada show de Parker y compañía en nuestro país supera al anterior, siendo esta la cuarta visita de la banda a nuestra nación la fanaticada parece crecer cada día más, demostrando que es capaz de reunir a un grupo heterogéneo que parecía representar correctamente las característica de este festival en su versión 2016, donde distintas generaciones, tanto mujeres como hombres se congregaron para disfrutar de una de las bandas que ha logrado forjar su camino haciendo las cosas a su manera. “Currents” es el más reciente álbum que viene a promocionar la banda australiana, el cual tiene un sonido más cercano a los sintetizadores sin transar personalidad, vemos como Parker se posiciona en uno de sus mejores momentos como productor y compositor, siempre con un ojo en la tradición y otro en el futuro, renovando las tendencias y reestructurando constantemente la forma de aproximarse a la creación musical. Destacamos varios punto como la evolución que ha tenido la banda en sonido, en gran parte atribuimos esto a que la banda se ha afiatado fuertemente y han desarrollado un sistema para poder interpretar fielmente el trabajo de estudio. del mismo modo la performance ha evolucionado demostrando mayor soltura y confianza, con un Kevin Parker desatado al ver un público desatado. Con un setlist muy similar en toda la gira latinoamericana “Let it Happen” encendió el comienzo del viaje que se mantuvo lleno de vaivenes emocionales, momentos fuertes como “Elephant” contrastan con “Yes i’m changing”, nos dejamos llevar por la música y el espectáculo y disfrutamos de principio a fin, para nosotros este fue el punto más alto del festival.

BABASONICOS
IMG_0587
Los trasandinos salieron a combatir el duro sol del domingo con “Los Calientes” y es que Babasónicos tiene una batería de éxitos que le permiten llegar a cualquier escenario latinoamericano y ganarse al público desde el primer momento. En el alero de la gira de su más reciente trabajo “Desde Abajo” Dárgelos y compañía se encargaron de brindar un show de calidad, aunque con un pequeño percance con el bajo en el comienzo, pudieron salir rápidamente del problema y seguir con el show. Pocas palabras y la mínima interacción con el público, nada más que un “gracias por estar acá” mientras Yegua cierra el impecable y correcto show, nuevamente Babasonicos fieles a su estilo hicieron de las suyas.

STONE GIANT
IMG_0684
La banda con base en norteamérica que tiene que reúne integrantes de Argentina, Chile, Brasil y Portugal brindó un espectáculo de garage y psicodelia en la Cúpula. Con tan solo su una placa bajo el brazo los SG explotaron una tonelada de dinamita llena de energía y sonidos influenciados por clásicos de los setenta y con algunos tintes noventeros revisando la historia del rock con personalidad y la dosis justa de arrogancia. Con un público entusiasta el despliegue de potencia nos deja con la sensación de que el rock clásico siempre tendrá a sus fieles y mientras haya una guitarra tocando riffs siempre habrá alguien que esté dispuesto a saltar, gritar y darlo todo.

BAD RELIGION
IMG_0708
El reencuentro con el hardcore melódico de la vieja escuela tuvo su espacio en la tarde del domingo donde viejas y nuevas generaciones se unieron para presenciar a la banda emblemática de california. Veinticuatro canciones dieron forma al show de Bad Religion versión 2016, el desgaste de la voz y la velocidad para ejecutar las canciones ya no es la misma de sus tiempos mozos, pero el espíritu del hardcore sigue presente tanto en ellos y en su gallada. El repaso por casi toda su carrera siempre se agradece más con una banda que tiene más de 35 años de trayectoria musical. El espíritu punk estuvo presente en Lollapalooza 2016 y este tipo de números siempre son necesarios ante tantas nuevas propuestas ya que el festival también tiene un carácter histórico donde se congregan las ultimas tres decadas de rock.

ALABAMA SHAKES
IMG_0742
Una de las presentaciones que durante la tarde del dia domingo congregó a un volumen de público mucho mayor de los que podríamos haber imaginado, Brittany Howard dejaría a unos cuantos boquiabiertos con su increíble voz y una propuesta que difícilmente se puede echar abajo, la banda desplegó un lujo de presentación con un sonido cálido y robusto que musicalizaba el atardecer con dicha y gloria, algunos sencillos ya alcanzan la calidad de himno frente a un público que eleva la voz para acompañar y ser parte de la entrega de una de las bandas que rompió con los prejuicios etarios y estilísticos con los que muchos miraron el line up de este año, nos queda solo esperar tenerlos pronto de vuelta en nuestro país y solo podemos esperar más y mejor para el futuro de Alabama Shakes.

BRANDON FLOWERS
IMG_0770
El llamado número parche de último momento dada la ausencia de Snoop Dogg funcionó de manera positiva, el frontman de The Killers ejecutó un show con una perfecta mezcla de sus éxitos de sus dos placas como solista más un par de hits ganadores de su banda natal. El público mayoritariamente femenino se encargó de corear cada una de sus canciones, mientras la banda que incluía Batería, bajo, guitarras, teclados, vientos y coristas lograban que sus versiones de The Killers adquirieran un toque fresco y distinto (“Jenny Was a Friend of Mine”/ “Mr Brightside”). Flowers mantuvo al público pendiente y entretenido, es que el frontman y su banda oriundos de las vegas tienen un público asegurado por estas tierras y siempre apuesta a ganador.

NOEL GALLAGHER
noel
A primera vista Noel Gallagher sería el embajador de rock británico, sin embargo el, joven aún, músico de Manchester no vive de la historia y se evoca a entregar una camada de grandes nuevas canciones que representan un momento en el que el puesto de jefe le sienta bien, con elegancia y precisión desató un setlist copado de canciones que parecieran estar un escalón más arriba de su trabajos con oasis, sin duda el tiempo no ha pasado en vano y la mano se mantiene intacta y a pesar de la común apatía de don noel el show estuvo plagado de emociones donde un público fiel prendió con cada tonada, entre las cuales se hicieron presentes algunos clásicos de su repertorio histórico, con algunas trampillas como la melodía revisada de “Wonderwall” que dejaría al público tartamudeando las letras (a lo bob dylan, otro cabro simpático) o el intenso cierre con “Don’t look back in anger” coreado fuertemente por los presentes, en resumen tenemos Noel Gallagher para rato.

GHOST
IMG_0838
Representantes de una escuela oscura que mezcla rock clásico con toques de metal y una estética punzante, esta propuesta que transforma los riffs y las voces guturales en una puesta en escena digerible por las masas, la banda Sueca se presentó frente a un importante número de asistentes ya ad portas del final de la jornada, un público múltiple demostró que la banda tiene un buen recibimiento en nuestro país donde parecieran sentirse cómodos, generando un diálogo constante y dejando en claro que la interpretación y la performance están calibradas con calidad europea. una apuesta que dio buen resultado y resalta nuestra idea de que en lollapalooza hay espacio para todos.

FLORENCE AND THE MACHINE
Lollapalooza 2016 Parque O«Higgins, Santiago, Chile. VTR Stage Florence & The Machine (Gabriel Rossi/Getty Images/Lotus Producciones)
Se esperaban las flores y las voces femeninas coreando “Shake it out”, “Dogs days are over” o ” How big, How blue, How beautiful”, pero no fue así. A las 22:00 hrs del día domingo, hombres y mujeres por igual, esperaban a Florence Welch en el VTR Stage. Como era de esperarse, con un vestido celeste salió al escenario abriendo con “What the water gave me”. Descalza y con un enorme desplante sobre el escenario, nos trajo la grata sorpresa (sorprendió con lo mismo a Lolla Argentina el sábado 19) invitando a más músicos a la palestra para interpretar “All you need is love” de The Beatles para que como consecuencia, todos cantaran y la vieran correr por todo el lugar. La inglesa de 29 años se encargó de cerrar la última noche del festival Lollapalooza 2016 con su espectacular y angelical show.

AGUATURBIA
agua
Fueron los encargados de cerrar el escenario Lotus donde durante ambos días se presentaron gran parte de las bandas nacionales que participaron del festival, pusieron la nota alta frente a un público que hizo caso omiso a los shows de peso que le daban el adiós a la jornada y volcaron sus energías frente la leyenda viviente que es aguaturbia. Cada vez Denise (con esa voz que hasta el Robert Plant envidiaria) se para al medio de un escenario deslumbra con su potencia, un timbre magistral que se eleva por el olimpo del rock clásico, un canto que trasciende generaciones manteniendo su carisma y vibración, mientras su contraparte Carlos Corales no se queda atrás, dando catedra de las 6 cuerdas, haciéndolas gritar canalizando años de experiencia y dedicación, así, acompañados por increíbles músicos en batería, bajo, percusiones y cello crean un ambiente atemporal, que nos emociona profundamente a quienes amamos la música y la reconocemos como nuestra forma de vida, porque cuando flaquean las fuerzas pensar en Aguaturbia brillando por sus propios méritos, tan joviales, tan llenos de energía, se hace imposible perder la fe en nuestro amado rockandroll.