En vivo Fauna Primavera

Fauna Primavera 2018: La madurez de un festival made in Chile

Un año más y una nueva versión del festival fauna primavera la cual nos dejó diversas emociones, un catálogo plagado por propuestas musicales que abarcan variados estilos y que nuevamente nos permitió reencontramos con algunos favoritos mientras que de igual manera nos sorprendimos con shows frescos, tanto en su entrega energética como en su calidez y potencia sonora. Como todos los años hicimos nuestra selección personal y arbitraria de los shows que presenciamos y a continuación les dejamos nuestras apreciaciones de una versión en la que nos encontramos con un festival mucho más maduro, con la soltura y personalidad que solo el paso de los años puede lograr.


Julien Barbagallo:
Encargados de inaugurar la jornada, la banda liderada por Julien Barbagallo, músico francés que también es reconocido por su trabajo colaborando con Kevin Parker en Tame Impala, sin embargo en esta banda Julien Brilla por sí mismo. Un estilo relajado, de sonido cálido y suaves melodías pusieron en marcha una jornada llena de variados estilos, en esta ocasión la banda que debuta en nuestro país se enfrentó a un público entusiasta que disfrutó del ambiente distendido y cercano. Con cortas interrupciones entre cada canción, Julien nos contó un poco más sobre el origen de sus composiciones y constantemente nos recordó lo feliz que estaba de regresar a nuestro país esta vez con su propio trabajo.


Playa Gotica
Foto: M. Loreto Plaza.
La banda nacional se tomó el escenario ballantines con una actitud y soltura que claramente fue bien recibida, llenándose rápidamente de entusiastas auditores que no tardaron el bailar y corear junto a quienes posiblemente son la banda más joven de todo el festival. Para quienes siguen los paso de la banda o para quienes disfrutaban por primera vez en vivo del show de Playa Gótica, la experiencia es sin duda gratificante, la entrega y pasión de Fanny es reconocida en la escena local, y así, con tan solo un LP editado hasta el momento la banda a logrado cruzar las fronteras nacionales con éxito, demostrando ser no solo buenos músicos, si no también tener una puesta en escena y actitud que los encamina a la grandeza.


Connan Mockasin
El músico neozelandés debutó en nuestro país con su estilo relajado y logro capturar un público que se dejó llevar por el trance musical producido por el andante ritmo. A pesar de que el show comenzó con diversos problemas técnicos, donde vimos a los músicos luchar contra secuenciadores que no funcionaban y un bajo que durante los primeros minutos solo sonó a través del amplificador en el escenario, inconvenientes que sin embargo no lograron derribar el ánimo de la banda, alargando algunos pasajes y jugando con las dinámicas para dar con un show lúdico y que acompañó muy amenamente el calor de la media tarde.


Warpaint
El cuarteto femenino nos volvió a deslumbrar con su talento y carisma en su tercera visita a nuestro país, ocasión en la que pudimos ver a las chicas montar una performance magistral donde interpretaron un diverso catálogo de canciones moviéndose entre lo nuevo y los clásicos. Cabe destacar la increíble técnica con la que la banda se presenta en el escenario, sin espacio para errores o descoordinaciones, el despliegue sonoro nos envuelve en una mística femenina, ritmos intensos y líneas de bajo melódicas son acompañadas por casas de arpegios y voces angelicales que flotan en un mar de reverberación. Lo de Warpaint es y seguirá siendo un susurro del futuro, una música que nos arranca de la cotidianidad y nos transporta sin mucha resistencia a un estado de goce y admiración.


At The Drive In
Después de la inmensa descarga de energía el día anterior en el teatro La Cúpula, en un formato mas reducido de canciones (por el tiempo de festival) pero con la misma entrega, el numero mas poderoso en sonido del festival recorrió en su mayoría material de su placa mas exitosa Relationship of Command (2000) mas los hits de su mas reciente in•ter a•li•a (2018). Este regreso de la dupla de Cedric Zabala y Omar Lopez-Rodriguez llega en su mejor forma con un sonido trabajado con mas formato de canción y no tan abstracto como las presentaciones de The Mars Volta. Un verdadero regalo fue tener por primera vez en nuestro país y por partida doble a esta tremenda banda la cual nunca se nos paso por la mente que podría llegar a Chile y menos en la tremenda jugada que se pego Fauna Primavera (10/10).


Death Cab For Cutie
Foto: Claudia Jaime.
El debut de los americanos después de tantos años fue posible gracias a Fauna Primavera, aunque en su naturalidad como festival se esperaba mas a un The Postal Service, pero no descartamos que pueda ser un numero en las próximas ediciones. Al igual que ATDI, los DCFC también tenían su publico exclusivo y la banda no defraudo en lo mas minimo. El sonido característico mas la voz particular de Ben Gibbard se explayaron sobre el escenario derrochando clases de indie emo rock y paseandose por los mas grandes exitos de la extensa discografia de la banda donde no faltaron los clasicos “I Will Possess Your Heart”, “I Will Follow You Into the Dark” y “Soul Meets Body”.


MGMT
Foto: Paulo Reyes
En su tercera visita a nuestro pais, la banda llego con un sonido reformulado de su aplaudido Little Dark Age (2018), hasta la fecha su album mas inovador y experimental, el cual calza perfectamente con su performance en vivo, carentes de energía pero con un sonido envolvente la banda presento un setlist de doce canciones en donde mostraron parte de su mas reciente placa mas los éxitos de ese Oracular Spectacular que a nuestro criterio nunca han sonado bien en vivo. Ese desequilibrio y sobreproducción en el disco que te crea falsas expectativas al momento de la performance en la de que donde un Andrew VanWyngarden solo quiere ser un Syd Barret con su guitarra y dejarse llevar por las melodias de los sintetizadores versus un publico que solo espera el momento de Kids para hacer su historia en instagram.

Para cerrar nos gustaría referirnos a algunos puntos que aún falta por atender para asegurar que la experiencia del festival no arruine lo realmente importante, la música. En este sentido no es la primera vez que cientos de espectadores cerraron la jornada con amargo sabor tras enfrentarse a los problemas de las largas filas y extensos períodos de espera para conseguir comida o ser atendido en las barras de bebidas, por otra parte, el funcionamiento de baños y dispensadores de agua potable fue bastante amigable, sin largas filas y con una distribución mucho más cómoda.

Para concluir queremos destacar lo positivo de arriesgarse con horarios más protagonistas para las bandas nacionales, en términos de sonido en general el festival a demostrado funcionar siempre de manera consistente, aun cuando el viento puede generar ciertas complejidades estas pasan a ser sólo elementos menores. Nos quedamos con un recuento positivo, e catálogo de bandas propone una parrilla amplia y que siempre logra atraer a un público dispuesto a ser sorprendido por las nuevas propuestas musicales, junto con disfrutar de algunas joyas clásicas.

You may also like