Discos de Cabece#RA!

Audioslave – Audioslave (2002)

No les fué fácil el inicio ya que la biblia para muchos rockeros llamada Pitchfork Media lo había catalogado como “el nombre de banda más estúpido del año”, mientras que la revista Spin lo calificó como “uno de los nombres más absurdos en la historia reciente del rock”. Audioslave aguantó eso y hoy en día, para tener solamente tres discos de estudio y un DVD inolvidable (Live in Cuba) son una banda de culto y uno de los mejores discos que se lanzaron en el 2002.
Si nos ponemos a pensar y vemos dos de los cuatro integrantes de este “Supergrupo” como Chris Cornell y Tom Morello ya es algo explosivo, algo que inevitablemente tienes que escuchar y que hasta el día de hoy todos recuerdan solamente un tema por lo popular que fué …Like a Stone. Vengo a hablar del disco completo ya que ha sido mi disco de cabecera por ya 10 años.

Cochise relata la historia de los indios americanos que estaban siendo conquistados por los británicos. Tema compacto, excepcional mas el característico truco de cuerdas de Morello al principio de la canción junto con el tamborileo suave de Brad, poco a poco va entrando el bajo hasta que explota y entra el clásico riff seco de Tom acompañado de la desgarrada y tremenda voz de Cornell, uno de los mejores vocalistas de los 90, excelente inicio. Show Me How To Live es otro de los punto alto del disco, con ese tóxico riff, más sencillo y pegajoso que sirve de puente para una de las mejores interpretaciones vocales de Cornell a lo largo del disco. En Gasoline, Morello nos muestra una vez mas la capacidad que tiene para distorsionar la guitarra y a la par que Cornell vuelve a demostrar el enorme talento vocal que tiene. What You Are empieza con un efecto melodico y tiene un solo que hace recordar a RATM junto con la seca y contundente sección rítmica que proporcionan los ex-componentes de la banda, férrea y contundente. En Like A Stone nos cuenta Cornell la triste historia de un hombre que aguarda pacientemente el momento de su muerte, en su casa solo, esperando el momento de reunirse con sus familiares, también fallecidos. Cornell al interpretrar líricamente la canción era aun más pragmático y dándonos a entender que pese a ser un buen hombre, trabajador, creyente, moral y justo nos vamos a ir al infierno de todos modos. Una balada de una factura que hacía muchos años no había oído en una escena rockera plagada de pseudo rapeos y de riffs pesados; esta canción muestra, además, cómo la voz melódica da más equilibrio a la producción, en la medida en que obliga a la guitarra de Morello a tener cierta mesura en cuanto a su locura con ella. Set It Off podría pasar por una canción de RATM si no es por la voz de Chris y que nos lleva rápidamente hasta Shadow In The Sun y I Am The Highway. Las dos últimas canciones mencionadas comienzan tranquilas y que parece ser un efecto de órgano, de principio eclesiástica hasta que entra la percusión tranquila de Brad, el bajo picado de Tim y la guitarra melosa, minuciosa y natural -esta vez sin efectos- que calza a la perfección con la melancólica interpretación de Cornell, que nos muestra que es humano errar, sí, que se nos juzga por nuestros actos, pero que merecemos una segunda oportunidad. Exploder no aporta nada novedoso y debe de ser el punto mas bajo de este álbum. Hypnotize y Bring Em Back Alive da la sensación de que la banda trata de experimentar -sobre todo en los solos- y en mi opinión bajan un poco su calidad, que recuperan en la abrasiva Light My Way, muy en la onda de Zeppelin, suena genial y que es la antítesis de Getaway Car y The Last Remain las cuales le dan cabida a ambientes reminiscentes de las ‘últimas nuevas influencias de la banda’ que van desde Dove y Portishead hasta los Chemical Brothers. Sinceramente bajan el listón y hacen que el álbum peque de irregular en varios puntos.

Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

You may also like